Inspección de bombillas

Por regla general, las inspecciones de bombillas suelen requerirse en accidentes de tráfico para determinar si la luz estaba encendida, las luces de freno estaban fundidas o el indicador de dirección estaba activado.

Tras un accidente, nunca se debe probar si una bombilla sigue funcionando o está averiada, independientemente de si esta ha quedado encendida o no, ya que realizar esa prueba eliminaría la base de la inspección. Para una inspección adecuada, debe suministrarse el faro completo con la bombilla que se desea inspeccionar, y esto especialmente en aquellos casos en los que el bulbo está roto. Cuando una bombilla no ha sido dañada, antes de desmontarse debe identificarse con un marcador o una pegatina la cara orientada hacia el frente.

A la hora de embalarse para su envío, ningún material de embalaje o lámina adhesiva debe entrar en contacto con el filamento al descubierto de la lámpara.

De cara al envío, ha de tenerse en cuenta que una inadecuada manipulación del paquete (por ejemplo, en la cinta transportadora) o el lanzamiento de los paquetes pueden provocar alteraciones en el filamento, que puede incluso desprenderse del casquillo. Por ello, lo preferible es el transporte por mensajería.

Detalle de una bombilla

Detalle de una bombilla

Punto de rotura de un filamento

Inspección de pinturas

En los accidentes de tráfico, especialmente cuando una de las partes involucradas se ha alejado indebidamente del lugar del accidente, se hace necesario efectuar una búsqueda de pintura ajena.

Se recogen muestras en el lugar del accidente, lo cual se hace teniendo en consideración las circunstancias de este. La pintura puesta a disposición debe contener, de ser posible, la capa superficial más todas las capas que se hallen debajo de esta. Del posible vehículo causante del accidente deben tomarse muestras de pintura de contraste, también, en la medida de lo posible, con todas sus capas. Siempre que sea viable, la muestra debe entregarse incluyendo el soporte de la pintura.

Las fotografías facilitan la elaboración del informe pericial.

Las comparativas de pintura pueden realizarse también en el procesamiento de un caso de daño por allanamiento de morada, por ejemplo cuando a la puerta o ventana rota, u otro elemento, se quedan adheridas partículas de pintura. Siempre que se tome una muestra de la pintura sin el soporte del indicio, debe adjuntarse una muestra neutral para el contraste.

Indicio de pintura roja

Indicios de pintura de herramienta roja

Inspección de pelo de animales de caza

Las inspecciones de pelo de animales de caza suelen requerirse en casos de accidente de tráfico en los que el causante del accidente aduce que el siniestro se produjo por la colisión con un animal de caza, o como consecuencia de esta.

En primer lugar, para obtener una indemnización de la aseguradora debe tratarse de un animal de caza. En la legislación alemana relativa a la caza se encuentran las respectivas definiciones. A los agentes de policía o a los peritos les corresponde clarificar y decidir en el lugar de los hechos si el accidente puede atribuirse al contacto con animales silvestres.

Debe realizarse un examen de los correspondientes puntos de impacto, si es necesario con ayuda de equipos de magnificación óptica.

La toma de una muestra debe realizarse bien incluyendo el soporte del indicio, o bien, de no ser posible, mediante el levantamiento o la colección y almacenamiento en un recipiente adecuado (precaución: no puede ser hermético). Al material deben adjuntársele algunas fotografías que ilustren la escena de la colisión.

El resultado de la inspección de pelo de animal silvestre revela, por lo general, si se ha tratado de un animal vivo, de qué especie, y si el pelo en cuestión puede encajar en el accidente en cuestión.

Cerda de jabalí

Sección transversal de pelo de liebre

Sección transversal de cabello humano